12.03.2018
Lavado de activos

Peppo desde Washington,reconoció que sabía sobre la investigación pero no intervino

Desde Washington, el gobernador del Chaco, Domingo Peppo, admitió que conocía versiones de que la justicia federal investigaba a funcionarios de su gestión


 

El gobernador del Chaco, Domingo Peppo, admitió hoy que conocía sobre la investigación que estaba llevando adelante la justicia federal contra varios de sus funcionarios pero que no tuvo ningún tipo intervención que pudiese ser considerada como una interferencia u obstrucción del accionar judicial. Ratificó que, al hacerse públicos los procedimientos, ordenó a todos los funcionarios que “presten colaboración y cooperación con la justicia”. Además, el mandatario chaqueño desmintió versiones que indicaban que renunciaría a su cargo: “ni pasó por mi cabeza”.

“Había personas que me venían planteando que había algo que se venía investigando, jamás llamé al fiscal ni a la jueza por este tema: sabiendo esto yo dejé que las cosas sucedan”, aseguró Peppo, en declaraciones a La Radio. En ese contexto, aclaró que “en ningún momento obstruí desde un llamado o una entrevista para decirles qué están haciendo, qué van a hacer o paren”.

Ni pensar en renunciar

Consultado sobre si había pensado en renunciar a la Gobernación, tal como se viralizó por redes sociales durante el último fin de semana, Peppo fue tajante: “nunca he pensado, ni pensé, ni lo voy a hacer, la responsabilidad que asumí con el pueblo del Chaco la voy a cumplir hasta el último día”. “Nunca pasó por mi cabeza; muy por el contrario”, aseguró.

El gobernador adelantó que a su regreso –el próximo miércoles- planteará “una serie de acciones, de medidas, de programas, de planes, que estaban en mi plan de trabajo, pero que los voy a acelerar plenamente en función a estos hechos”. Una de esas medidas, según anticipó, será el dictado de un decreto de “contención de gastos”. En ese sentido, insistió en que avanzará en el camino de la “transparencia”.

“Nunca avalé y no voy a avalar la corrupción”

Sobre la causa judicial en marcha, Peppo señaló que fueron “denuncias anónimas” y que la “justicia determinará la profundidad de lo que encuentra”. En ese sentido, subrayó que el Estado chaqueño administra más de 50 mil millones de pesos al año, que tiene “miles y miles de proveedores” y que cuenta con sus organismos de control. “Puede haber cuestiones administrativas, que son corrientes en una burocracia, que a veces es muy pesada, que tiene con el Tribunal de Cuentas observaciones u anomalías que tienen que ver con los circuitos administrativos; y otra cosa totalmente distinta es la corrupción que nunca avalé y no voy a avalar”. No obstante, el jefe de Estado chaqueño aclaró que las personas investigadas aún no fueron imputadas y que respetaba el principio de presunción de inocencia.

Peppo explicó que la separación del cargo del secretario general de Gobierno, Horacio Rey; del subsecretario de Comercio, Roberto Lugo, y de Susana e Ismael Fernández (secretaria privada y chofer del gobernador, respectivamente) fue con el objetivo de evitar que haya interferencia al estar en la función pública en el acceso a la información. “No tienen funciones y no tienen acceso a ninguna posibilidad de información o de situaciones que les puedan servir en beneficio propio en una estrategia de defensa, no habiendo todavía un imputado; lo que hay son personas denunciadas, nombradas en una denuncia anónima”, sostuvo.

Fuente: La Red Noticias



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA