14.04.2018
Cineasta checo

Murió Milos Forman, el director de las recordadas "Atrapado sin salida" y "Amadeus"

Milos Forman, director de películas de culto como "Hair" y "Amadeus", murió a los 86 años tras una breve enfermedad



Forman ganó el Oscar como mejor director en dos ocasiones, por "Amadeus" y "Atrapado sin salida". 

Al recibir su primer Oscar y agradecer a su nueva patria, Estados Unidos, se le notaba aún el fuerte acento checo. "América sigue siendo un país maravilloso, hospitalario y abierto", se deshizo en elogios ante la selecta audiencia de Hollywood. 

Ocho años antes, este joven director de cine había emigrado a Estados Unidos después de que los tanques soviéticos aplastaran la Primavera de Praga en 1968. 

Su drama psicológico ganó cinco Oscar en 1976, entre ellos el de mejor director y el de mejor actor, para Jack Nicholson. En la categoría de mejor direcci"Atrapado sin salida" ón se impuso a los consagrados Robert Altman, Federico Fellini y Stanley Kubrick. 

Forman vivía en Connecticut (Estados Unidos) con su tercera mujer, Martina, y sus hijos gemelos, nacidos en 1998. Tenía además otros dos gemelos varones de su primer matrimonio. 

"Su partida fue tranquila y estuvo todo el tiempo rodeado de su familia y seres cercanos", explico su esposa por teléfono. El último adiós tendrá lugar en la intimidad familiar, explicó. 

Hace pocos años recordó las dificultades que tuvo para abrirse camino en Estados Unidos. En una carta leída en febrero de 2013 con motivo del galardón a su trayectoria por la renombrada Asociación de Directores, Forman agradeció a colegas como Sidney Lumet que lo apoyaron cuando corría peligro de ser deportado en los años 70. 

La carta fue leída debido a que Forman no pudo acudir a Los Ángeles a recibir el premio por razones de salud. 

Forman nació en 1932 en Bohemia Central, en la República Checa. Cuando tenía sólo ocho años, sus padres fueron apresados por la Gestapo y murieron en un campo de concentración. 

Estudió en la Academia de Cine de Praga y se convirtió en uno de los precursores de la experimental Nueva Ola de cine checoslovaco con películas satíricas como "Los amores de una rubia" (1965) o "¡Al fuego, bomberos!" (1967). 

Su primer proyecto en Hollywood, la sátira generacional "Taking Off", de 1971, recibió el premio del jurado en el Festival de Cannes, pero no tuvo éxito en las taquillas de Estados Unidos. Este fue el comienzo de una etapa difícil en la que perdió el permiso de trabajo y temió ser repatriado. 

"Estaba esperando la oferta que cambiaría mi vida. Pero hasta entonces acepté todo lo que se me ofrecía, hasta un almuerzo gratuito", contó en su biografía. 

La suerte cambió "Atrapado sin salida". Con "Amadeus" (1984), su película biográfica sobre Mozart, selló su triunfo en Hollywood. La cinta daba una nueva visión sobre el genio, no siempre amable, y ganó ocho Oscar, entre ellos también el de mejor dirección. 

Con "Larry Flynt" (1997), la historia del editor estadounidense de la revista pornográfica "Hustler", el director checo desató un debate sobre el papel de Flynt como precursor de la libertad de expresión en Estados Unidos. La cinta se alzó con el Oso de Oro del Festival de Berlín. 

En 2007 se embarcó junto con sus gemelos mayores en un proyecto singular, la puesta en escena en el Teatro Nacional de Praga de la ópera cómica "Un paseo bien pagado". Su hijo Petr lo acompañó como codirector y el gemelo Matej como escenógrafo. Forman dijo entonces que era el "momento más feliz" de su carrera. 

El cineasta documentó el proyecto en una película que presentó en 2009 en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary. "Ya nada más de películas, ahora tengo vacaciones", dijo en la ocasión, a los casi 80 años. 

Sin embargo, en 2012 volvió a la pantalla grande, pero como actor. Encarnó el papel de un antiguo amante checo en la comedia "Las bien amadas" ("Les Bien-Aimés) junto a la diva francesa Catherine Deneuve y la hija de ésta, Chiara Mastroianni.  

Fuente: Ambito Financiero



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA