09.08.2018
Legalización del aborto

Ángel Rozas: "Es una Ley a la que le falta reflexión, madurez y profundidad"

El Senador se fundamentó aludiendo que "le falta madurez" a la ley y que eso se logra a través de un consenso


El turno del Senador Nacional por la provincia del Chaco, Ángel Rozas, llegó cerca de la media noche, siendo el único representante, de dicha provincia, que votó en contra del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, el Senador se fundamentó aludiendo que "le falta madurez" a la ley y que eso se logra a través de un consenso, sin embargo no descartó la "trascendencia" de una "ley como esta".
 
Al momento de fundamentar su voto negativo por el proyecto de legalización del aborto que contaba con media sanción de la Cámara de Diputados, el Presidente del Bloque de Senadores Nacionales de la UCR.  Angel Rozas, manifestó que “Estamos ante un tema que es absolutamente transversal, que atraviesa los bloques y partidos políticos y a toda la sociedad” y agregó “Desde la apertura de este debate presentamos, con el Senador por Formosa, Luis Naidenoff, un proyecto donde proponíamos realizar una consulta popular no vinculante, pero no conseguimos los acompañamientos necesarios para hacerla”.
 
“Sigo convencido que era una muy buena iniciativa porque creo que los legisladores hubiéramos tenido referencias genuinas y populares sobre una cuestión tan profunda e importante, entiendo que en un tema como este,  que acertadamente la mayoría entiende que es transversal, hubiera sido muy bueno conocer la opinión del pueblo argentino, esta referencia es necesaria porque nadie puede desconocer que la sociedad argentina está dividida en dos, y esto sucede porque no hemos conseguido los consensos necesarios para una Ley tan trascendente como esta, y una Ley que no consigue los consensos en números significativos, es una Ley a la que le falta reflexión, le falta madurez y profundidad”.
 
“Esto también pasa porque algunos tienen la visión de que el país empieza y termina en dos o tres centros urbanos, sin una visión profunda de la argentina, no tenemos en cuenta una demografía social integrada por personas de distintos niveles educativos, de ingresos, de edades y de distintas regiones a las que debemos responder por igual en un proceso democrático.  Yo creo en la evolución natural de las sociedades, y está claro que este tema va a evolucionar, pero se necesitan tiempos para que nuestra sociedad madure este tipo de decisiones”.
 
A su tiempo recordó que “Yo he tenido una experiencia personal cuando hace 22 años, a los cuatro meses de asumir como Gobernador del Chaco, y cuando era realmente tabú,  se aprobó en la Cámara de Diputados de mi provincia la Ley de Salud Reproductiva,  para muchos fue una situación sorpresiva, y hubo muchas instituciones y personalidades que me reclamaron mayor tema de debate, es así que tome la decisión de vetar la Ley y ofrecí mayor tiempo de discusión, y dije que si los legisladores ratificaban su decisión,  iba a promulgar la Ley,  y así fue, porque era un progreso para todos los chaqueños.
 
“Por eso, quienes nos descalifican, nos dicen arcaicos, retrógrados, que no vemos la evolución, tienen que saber que sí sé cómo va evolucionar la sociedad, pero lo que debe tener un debido proceso de maduración que ahora no se ha dado”
 
“En estas circunstancias entiendo que se han puesto en confrontación dos derechos humanos fundamentales: uno el derecho a la vida en gestación,  y el otro el derecho que tiene toda mujer a disponer libremente de su cuerpo, me hubiera gustado encontrar un punto intermedio, sin llegar a los extremos, pero en esta Argentina de fuertes antagonismos se hace muy difícil”.
 
“He sido y seguiré siendo un arduo defensor de los derechos de la mujer, de la ampliación permanente de esos derechos, y de la igualdad de género,  durante mi gestión como gobernador  mi provincia también fue pionera en esa temática,  por eso cuando hablo de un punto intermedio, es porque ha quedado demostrado que la penalización a la mujer ha sido un fracaso, y para las clases más vulnerables, una verdadera injusticia, la clase política debe asumir que hemos llegado  a esta situación por alta responsabilidad de todos nosotros,  si hubiéramos trabajado desde el enfoque de educación sexual y salud reproductiva, otra sería la historia”.
 
“Por todo esto, hubiera preferido zanjar el problema ético-político que nos plantea el aborto con una consulta a la voluntad popular,  por eso, y puesto a decidir, mi  opinión es contraria a acompañar el proyecto con media sanción tal como ha venido de la Cámara de Diputados de la Nación”. 

 

Fuente: Agencias



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA