14.05.2019
Lo retuvieron en la Comisaria

Encontraron en La Eduvigis un Aguará Guazú, conocido como "Lobizón"

El pasado sábado la Policía de La Eduvigis reportó a la Dirección de Fauna de la provincia sobre el hallazgo de un Aguará Guazú


 

 

 

 

 

 


 
El pasado sábado la Policía de La Eduvigis reportó a la Dirección de Fauna de la provincia sobre el hallazgo de un Aguará Guazú en inmediaciones al acceso de la localidad, mientras tanto, los agentes contuvieron al animal y lo retuvieron en la comisaría

Este lunes un equipo de la Dirección de Fauna fue en búsqueda del ejemplar de Aguará Guazú y lo trasladó hasta las instalaciones del complejo ecológico de Sáenz Peña, donde se le darán las atenciones necesarias de los profesionales veterinarios, ya que el animal presentaba lesiones en una de sus patas.
 
Luciano Olivares, subsecretario de Recursos Naturales de la Provincia, señaló a Diario Chaco que “una vez que el animal esté en condiciones, se lo devolverá a su hábitat natural”. 
 

 
Recordó, asimismo que la Dirección de Fauna trabaja “de forma permanente y articulada con el zoológico de Sáenz Peña a los fines del rescate, cuidado y devolución de los animales a su hábitat”.
 
Olivares explicó que "fue declarado monumento-por ley provincial 882-R- por ser una especie con problemas de población y por lo tanto la caza está prohibida, y con una pena de hasta dos años por el Código Penal, además de la aplicación de sanciones severas por la ley de caza provincial".
 
Los animales  de la fauna silvestre se rescatan gracias a la intervención de los vecinos, o la Policía, o cualquier institución o persona que colabora con la Dirección, por ello, cabe destacar que  ante un hecho similar, la ciudadanía puede solicitar la ayuda de los inspectores de fauna, dirigiéndose a la Dirección de Fauna y Áreas Naturales Protegidas dependiente de la Subsecretaría de Recursos Naturales del Ministerio de Producción (remedios de escala 46 – Resistencia) o bien al teléfono celular 3624601190.
 
Aguará Guazú
 
Es el mayor de los cánidos de América del Sur. Es inofensivo para el humano y el ganado; sin embargo, la ocupación de su hábitat y la caza lo han reducido a zonas aisladas. Se encuentra registrado en el Apéndice II del listado de especies protegidas de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).
 
El aguará guazú no constituye riesgo para el humano o para el ganado doméstico; prefiere presas más pequeñas, y es excesivamente tímido para incursionar en estancias o poblados. Sin embargo, ha padecido extensamente la caza, motivada entre otras razones por la superstición que lo asimila al lobizón u hombre lobo. La transmisión de enfermedades exóticas lo ha mermado también considerablemente.
 
Hoy, en Argentina, está protegido en todo su hábitat; existen ejemplares al este del Chaco, en Formosa, en Misiones en Corrientes, Santiago del Estero, extremo noreste de Córdoba y en el norte de Santa Fe, así como en Brasil y Bolivia y en el Chaco paraguayo.
 
LEYENDA
 
En la narrativa popular, el Aguará Guazú es caracterizado por el "Lobizón". Esta es una creencia de origen europeo, donde el séptimo hijo varón de una familia, durante las noches de luna llena, se transforma en lobo.
 
Sin embargo otra leyenda cuenta que el Aguará Guazú es el padre de los perros. Esto se debe a que se cree que alguna vez se asoció con el Gato Montés para conseguir alimento,luego aceptaron la compañía de la iguana. Al tiempo de andar juntos, la iguana se portó mal y discutió con el gato. El aguará trató de calmarlos, pero la pelea fue muy intensa y el gato murió. En venganza, el destino dispuso que los aguará o los perros siempre persigan a las iguanas.

Fuente: Diario Chaco



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA