20.10.2019
Día mundial de la osteoporosis

Tres hábitos que te ayudan a prevenir la osteoporosis

Con ciertas costumbres, que conviene enseñar a los chicos, se puede reducir en los huesos el impacto futuro de esta enfermedad "silenciosa".


Todo lo que uno hace tiene sus consecuencias, tanto positivas como negativas. En el área de la salud y el  cuidado personal esta afirmación es todavía más certera, es por eso que adquirir hábitos saludables desde pequeños previene la aparición de ciertas enfermedades o al menos establecer ciertos límites a su evolución o futuro impacto. 

Este es el caso de la osteoporosis, una enfermedad que causa la disminución de la masa ósea. Es decir, que los huesos pierden calidad y la cantidad y son más propensos a fracturarse. Se la denomina “ enfermedad silenciosa” porque en muchos casos se detecta después de que se haya producido una fractura.

La osteoporosis puede afectar tanto a hombres como mujeres, aunque son estas últimas las que suelen presentarla antes debido a la menopausia. Una de cada dos o tres se ve afectada por esta enfermedad después de los 50, mientras que la proporción en los varones es uno de cada cinco.

Cada 20 de octubre se celebra el Día Mundial de la Osteoporosis, una afección catalogada por la Organización Mundial de la Salud como una de las epidemias de este siglo.

La osteoporosis causa anualmente más de 9 millones de fracturas en el mundo “Las mujeres después de la menopausia tenemos una pérdida brusca de estrógenos que son los que definen el esqueleto. Los hombres por un lado lo tienen más grande y más calificado y, por el otro, empieza más lentamente a perder las hormonas sexuales. No obstante, a partir de los 65 años también empieza a disminuir la masa ósea”, puntualizó  la especialista en osteología, Beatriz Oliveri (MN: 55648).

La primera causa de osteoporosis en la mujer es la disminución brusca de los estrógenos. En los hombres son secundarias, fundamentalmente el alcoholismo, el tabaquismo, el uso de glucocorticoides o algunas otras enfermedades como obstrucción pulmonar crónica o gastrointestinales.

El primer estudio realizado en Argentina sobre esta afección lo llevó a cabo el centro Mautalen Salud e Investigación y se constató que la relación entre el sexo femenino y el masculino de la aparición de esta patología era de tres a uno. Una de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años tendrán una fractura osteoporótica. 

Una de las formas de prevenir la osteoporosis es tener una formación de masa ósea importante durante la niñez y la adolescencia. “Durante esos años formamos nuestro hueso y llegamos a lo que llamamos el pico de masa ósea, o sea, como si fuera un capital máximo de hueso. Todo lo que se pueda hacer en ese momento es fundamental porque luego ya no se recupera”, aseveró Alicia Bagur, directora médica del centro Mautalen Salud e Investigación (MN: 63832) a este medio.

Por eso a nivel mundial se considera una enfermedad que se previene desde el área pediátrica y que después trae las consecuencias a nivel de adulto. "Si aumentamos entre un 3 y 5 por ciento de masa ósea podemos disminuir en un 10 y un 20 por ciento la incidencia de fracturas en la postmenopausia”, consignó Oliveri.

Los tres hábitos a incorporar desde chicos para prevenir la osteoporosis son:

Buena alimentación: rica en calcio para fortalecer los huesos (por eso los lácteos son ideales) y en proteína para cuidar a los músculos.

Actividad física: el hueso se fortalece al realizar ejercicios aeróbicos y de impacto. Por ello los expertos recomiendan la práctica de deportes como el fútbol o voley, saltar o correr.

Cuidar los niveles de vitamina D: esta favorece la absorción del calcio y a una mejor mineralización, es decir, que impulsa la formación del hueso. Es por eso que se recomienda realizar actividades al aire libre en horas de menor impacto de los rayos ultravioletas (entre las 7 y las 11 y las 16 en adelante). “En todo el país hay deficiencias de vitamina D según los estudios que hemos realizado, incluso en las zonas más norteñas que se suelen relacionar más con el sol”, precisó Bagur.

Qué hacer en la edad adulta Al tratarse de una enfermedad silenciosa, Oliveri recomendó realizarse una serie de chequeos al llegar a una determinada edad para poder identificar si se padece esta afección y así tomar medidas al respecto: “Cuando una paciente entra en la menopausia es bueno que se empiecen a estudiar, también a las personas mayores de 65 años, si ya sufrieron una fractura o cuando hay factores de riesgo o enfermedades que puedan causar osteoporosis”.

Los estudios a realizar son:

  • Elaboración de una historia clínica: para ver qué factores pueden influir como una menopausia precoz o temprana.
  • Listado del historial de fracturas: antecedentes personales de fracturas y también en familiares de primer grado. 
  • Densitometria ósea: que evalúa en columna y fémur cual es la cantidad de calcio que tiene el esqueleto.
  • Laboratorio completo del metabolismo óseo y mineral: le permite al especialista ver marcadores óseos y niveles de vitamina D

Los alimentos con cobre reducen estrías y osteoporosis “Si tenemos una osteoporosis en la premenopausia en el 50 por ciento son por otras causas, llamadas  secundarias que se pueden descubrir en el laboratorio. En la postmenopausia el 20 por ciento tiene una causa secundaria que también se puede descubrir por laboratorio”, subrayó Oliveri .

Por su parte, Bagur remarcó que la pérdida muscular también perjudica a esta enfermedad. "A partir de cierta edad el músculo se debilita, se tiene más propensión a las caídas y eso sumado a la disminución de masa ósea incrementa el registro de las fracturas". Por ello, pasados los 50 se recomienda incorporar proteína a la dieta (tres porciones de 25 a 30 gramos), llevar a cabo ejercicios de resistencia, flexibilidad y de equilibrio para reducir las caídas y también tomar sol con los cuidados pertinentes. 

Fuente: Perfil



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA